Siente el pensamiento; piensa el sentimiento
M. Unamuno

Archivos del día 6 de January del 2009

300 razones para leer las 1001 noches

Estas navidades he visto casualmente dos películas.

La primera Aladdin, película de dibujos animados de Walt Disney (ergo americana y principalmente para un público americano) basado en la cultura popular arábiga, más en concreto en uno de los cuentos de las Mil y Una Noches. Este cuento es uno de los más conocidos esta recopilación de cuentos, y lleva generaciones pasándose de padres a hijos en todo el mundo.

La segunda que ví también americana fue 300, basada en un comic de Frank Miller del mismo nombre (1998), basado a su vez en los hechos históricos de la Batalla de las Termópilas en la que unos 300 espartanos encabezados por su Rey Leónidas plantaron cara al grueso del ejército persa en el paso de las Termópilas a sabiendas de que morirían ahí.

El comic evidentemente se toma ciertas licencias poéticas.

Por ejemplo no fue una guerra contra Esparta, sino un intento persa de aplastar las interferencias griegas : las colonias griegas en Asia Menor se rebelaron contra el poder de Jerjes I y pidieron ayuda a los griegos contientales.

Tampoco fueron 300 espartanos, sino 300 soldados "profesionales" (hoplitas) más unos 600 auxiliares (ilotas) en el bando espartano, además de unos 5.000 hombres de otros griegos aliados. En total casi 6.000 soldados griegos.

Aún no se sabe con certeza el número de soldados persas, algunos historiadores (por ejemplo Herodoto) lo llegan a cifrar en millones de soldados, pero el número más aceptado es 250.000 soldados, una fuerza colosal para la época y un esfuerzo logístico impresionante.

El desarrollo de la batalla es bastante similar, pero cuando los persas descubren un camino (se dice que lo muestra un griego llamado Efialtes, que significa pesadilla) para bordear el paso y atacar a los griegos por dos frentes, se quedaron los 300 espartanos y otros 700 hoplitas tespios aún sabiendo que ése sería su final. Este ejemplo de sacrificio máximo ha tenido una gran repercusión en nuestra cultura occidental, y precisamente por eso se ha ignorado al resto de fuerzas griegas para maximizar la grandeza del sacrificio.

Sin embargo la película va más allá, mostrando una visión muy distorsionada y partidista para promover unos ideales de sacrificio por la libertad de la patria, y poderío occidental sobre Oriente. Curiosamente coincide en el tiempo con la guerra de Irak. Y curiosamente los nazis también utilizaron esta historia en Stalingrado.

Los espartanos en la película luchan por la libertad y la democracia. En realidad Esparta era una polis (ciudad-estado) totalitaria y militarista. De hecho una de las pocas frases que se omiten del cómic es la que le dirige Leónidas a un soldado espartano :

"Chico, esto no es una democracia"

El sacrificio griego en las Termópilas fue un importante logro, pero no obstante después los persas saquearon gran parte de Grecia, incluida Atenas. No consiguieron su primer objetivo, someter a Grecia, pero sí evitaron la expansión griega por Asia.

Bueno, después de todo este rollo sólo queria desearos que los Reyes Magos (por cierto, orientales) os traigan un ejemplar de las Mil y Una Noches para conocer un poco más una cultura tan cercana a nosotros, y a la vez tan desconocida a pesar de su grandeza. Que os traigan más Aladdin que 300.

Quizás así no se vea a Bagdad como un nido de insurgentes (qué será un insurgente), sino como una ciudad moldeada por miles de años tras ser capital de uno de los más grandes imperios de la historia.

Comenta