I've seen things you people wouldn't believe. Attack ships on fire off the shoulder of Orion. I watched c-beams glitter in the dark near the Tanhauser Gate. All those moments will be lost in time, like tears. . . In rain. Time to die.
Roy, en Blade Runner

Archivos del día 3 de January del 2011

Brillantes vendemotos

Eran otros tiempos. La industria informática ya no es un arte experimental en la que a cada paso te encuentras en tierra virgen que nadie ha hollado. Otras personas de medio mundo ya se han estado topando con los problemas actuales del día a día durante más de 50 años, problemas con los que han intentado varias soluciones, con aciertos y errores, y al igual que sucede con la evolución biológica las malas soluciones se van desechando (anti-patrones) y van asentándose las mejores (patrones).

La artesanía se convierte en ingeniería del software, los pioneros en profesionales, la improvisación en procesos asentados y definidos, el arte en metodología : han nacido las metodologías tradicionales.

Eran otros tiempos. Esta industria ha evolucionado con los años, los clientes ya no buscan calidad sino que adquieren apariencias de calidad, adquirir una certificación es simplemente cuestión de dinero, los incompetentes se refugian en la burocracia, los grandes proyectos con equipos grandes y largos plazos de entrega están desapareciendo a favor de proyectos más ligeros y breves… En esta industria está irrumpiendo con fuerza en los últimos años una nueva forma de trabajar : la agilidad, un enfoque nuevo que trata de poner el énfasis en los buenos profesionales y optimizar los viejos procesos según las realidades actuales luchando contra la burocracia.

La incorporación de nuevas hornadas de profesionales bajo este nuevo enfoque ha conseguido revitalizar y dinamizar las antiguas prácticas. En algunos casos gente tan brillante que ha hecho avanzar la industria aportando nuevas visiones o mejorando procesos o patrones. Sí, han aportado un enfoque fresco; sí, han mejorado ciertos procesos para adaptarlos a las necesidades actuales; sí, son gente que saben de qué hablan y hablan de lo que ya han hecho.

Pero todos los grandes cambios también vienen acompañados por un subproducto no muy deseable, los aprovechados vendemotos que se aprenden un nuevo mantra hueco y sin significado para ellos que repiten sin descanso.

Cómo distinguir en cualquier área de conocimiento a los nuevos profesionales innovadores y brillantes de los aprovechados sospechosos habituales? Después de un mes de trabajo es fácil. Estas 4 pistas te pueden resultar muy útiles para diferenciarlos:

  • Una persona brillante escucha, piensa y después  habla; los vendemotos no te dejan hablar.
  • Una persona brillante respeta a sus predecesores y a sus compañeros, a quienes defiende y mejora; los vendemotos son más listos que todos juntos y siempre están por encima de quienes les rodean.
  • Una persona brillante busca soluciones y no culpables; los vendemotos encuentran sólo culpables, nunca son ellos mismos, y no aportan más soluciones ya que la original es la verdad absoluta.
  • Una persona brillante busca lo adecuado,  no prueba y en ocasiones se equivoca, lo reconoce y busca una nueva solución; los vendemotos imponen siempre la misma solución (la única que conocen y que no suelen entender) para todo, hasta que se aprenden otro mantra que desgastar y cuando algo sale mal siempre es culpa de otro.

No penséis que las personas brillantes son “buenas” y los vendemotos son “malos”, estos dos conceptos son erróneos y nos desvían de lo realmente importante : si son “adecuados” o “no adecuados”.

España no cuenta con ninguna empresa entre el top 100 europeo de la industria del software, y no es casualidad. El cáncer de nuestra industria no es la formación de los profesionales o la falta de capital : el cáncer de nuestra industria son los clientes, incompetentes corruptos egocéntricos que buscan su bien particular en lugar del de su empresa, a mayor coste mayor prestigio.

Dios los cría y ellos se juntan.

Por eso siempre es bueno tener a un vendemotos en el equipo. Eso sí, bajo control, que luego alguien tiene que entregar una moto ;)

Actualización 20100107

Es casi como si Dilbert me hubiese leído el post jejeje, su publicación de hoy es perfecta para ilustrar esta entrada.

Comenta